5 de julio de 2007

"Adoctrinamiento para la Progresía"


Siempre ha existido un gran interés en controlar la educación. Ya lo resume la famosa frase: “la mano que mece la cuna es la que controlará el futuro”. Y en un buen número de países, a lo largo de la Historia hemos podido ver cómo el gobierno de turno manipulaba la educación, para convertirla en adoctrinamiento. No se trataba de que los alumnos tuvieran una formación integral que les permitiese pensar por sí mismos, sino que el objetivo era lograr que las futuras generaciones fueran incondicionales de los que ostentaban el poder.

Como ejemplo gráfico, la foto de hoy, que ha sido sacada de un capítulo de Los Simpson (última temporada, aún no emitida en España), muestra perfectamente lo que quiero decir. Los nazis implantaron un sistema de adoctrinamiento en el que, desde la más tierna infancia, los niños sufrían un lavado de cerebro que les hacía renunciar a la posibilidad de un pensamiento independiente, y simplemente se apuntaban a seguir rigurosamente las doctrinas del partido.

Este método ha sido seguido por otros regímenes de ideología totalmente opuesta a la nazi. Así se puede observar cómo en la URSS “disfrutaban” de una educación que les hacía creer que éllos vivían en el paraíso sobre la Tierra, mientras que el “decadente mundo capitalista” cavaba su tumba. Hoy se sigue manteniendo en Corea del Norte ( al más puro estilo estalinista). También existe la versión caribeña de Castro, aunque su realidad sea más el mantener una “farsa colectiva” hasta que el tirano muera, porque de otra manera no se explicaría que miles de cubanos se jueguen la vida anualmente tratando de “huir del paraíso socialista, al infierno yankee”. Aún recuerdo a aquella niña de 8-9 años dando un discurso increíble sobre la necesidad de la “vuelta de Elián”… ¡Zapatero mataría por tener esa capacidad de oratoria!

En España, en su día Franco implantó la FEN, que era un chiste de asignatura que contaba unos mitos que nadie se creía, pero sin embargo, y análogamente al caso cubano, todos seguían manteniendo la farsa: nadie se atrevía a “decirle al emperador que su traje era imaginario, y que se le veían las vergüenzas”. La farsa se mantuvo hasta la muerte del dictador.

Hoy en día se intenta implantar una asignatura denominada “educación para la ciudadanía”, que aunque no comporta el extremismo propio de las dictaduras anteriormente mencionadas, en el fondo comparte un mismo fin: adoctrinar a las nuevas generaciones, para asegurarse el poder en los años venideros. Y así, aunque el art. 27.3 CE afirma que “los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”, nos encontramos con una asignatura que trata de inculcarles a los alumnos una concretísima concepción moral, que asómbrense ustedes, concuerda al 100% con la ideología progre.

En mi opinión, el Estado debería abstenerse total y absolutamente de tratar de implantar concepciones morales mediante el uso del sistema educativo. Cada familia debe ejercer la libertad constitucionalmente reconocida para educar a sus hijos en las concepciones morales que estimen conveniente, porque si nosotros, los individuos, perdemos la capacidad para “autodeterminarnos moralmente”, no haremos otra cosa más que convertirnos en “borregos” que sigan fielmente las doctrinas del “iluminado de turno”. Frente al intervencionismo estatal del que tanto suele hacer gala la izquierda española, LIBERTAD INDIVIDUAL.

17 comentarios:

Lole dijo...

Voy a matizar su entrada Sr. Libérrimo.
La iniciativa de dar rango de asignatura a los valores de la democracia procede de la UE en 2002 y fue suscrita por el Sr. Aznar.

Que sus valores coinciden con los de la "progresía". Eso tendría que discutirse. Claro que si usted simpatiza con la ideología ANCAP cosa que ignoro), no hay duda: lea sus libros de texto y vomitará.

Por otro lado estoy de acuerdo en que esta asignatura sobra. Es adoctrinamiento. Si los padres quieren adoctrinar a sus hijos, que lo hagan en su casita o que los lleven al Catecismo de la parroquia.
Esta asignatura sobra, como sobra la de Religión, que también es adoctrimiento.
Además se va a impartir en la ESO, por tanto, a unas edades contestatarias en las que el adoctrinamiento probablemente tenga efectos opuestos a los deseados.
A esa edad, sobran asignaturas moralizantes. Lo único que funciona es el ejemplo. El ejemplo de los padres, profesores y resto de la sociedad.

Anónimo dijo...

No has tenido un libro de esta asignatura en tus manos. Por tanto, repites lo que has leido u oido. Adoctrinamiento. Pedantería. De todo un poco.

Mahavishnu dijo...

Otro matiz :
el "problema" en Cuba , en la antigua Unión Soviética y otros paises del bloque no era/es el adoctrinamiento y los cuentos chinos que se contaban, sino la incapacidad de la ciudadanía de contrastar la información recibida con otras fuentes por la censura y el aislamiento.

Puedes ser un nazi reader sin llegar a convertirte en un nazi. Al menos eso espero por el bien de algunos liberales. ¿O apuntabas al chiste fácil de 'nazionalsocialismo'?

En una cosa estoy de acuerdo contigo : la asignatura no debería ser obligatoria . O al menos no constar para el expediente académico.

erath dijo...

Tienes razón, es puro lavado de cerebro

Anónimo dijo...

La religión hace lo mismo

Anónimo dijo...

En el fondo te gustaría vivir en la Cuba de Fidel y escribir tu blog desde allí.

urapisak dijo...

Nadie va a renunciar a su cantera para el futuro. Todos tratan de imponer su ideología en la educación.

kiribati dijo...

Pues creo que los niños aprendan un poco de urbanidad básica les vendría de perlas.

Lole dijo...

Cuidado señores. Hoy por hoy, afirmar que sus contenidos van a ser sectarios, es pura especulación, propiciado por nuestros políticos de la oposición que buscan donde montar bulla.
Sus contenidos tendrán como referente inmediato la constitución y los derechos humanos.
Ahora bien, ustedes como neoliberales seguramente tengan motivos para quejarse, pues sus valores no creo que estén recogidos, cosa de lo que (permítanme la licencia) me congratulo

Anónimo dijo...

Pues yo pensaba que la religión era obligatoria solamente en los colegios católicos... entonces, si un padre no quiere que su hijo la aprenda ¿no debería llevarlo a uno público? Ya se sabe, "Manolete, si no sabes torear pa' que te metes"

Rafael dijo...

Hacía tiempo que no me topaba un blog con semejante concentración de ideas simplonas y retrógadas ¡¡todo un mérito dada la competencia!!

Un paseo breve...

(no hay talento, no hay ingenio, no hay ideas propias, no hay educación. Pura basura)

...y adiós para siempre.

Infumable.
Consejo: vete a un psicólogo. Pero elige bien, que como te salga "progre" te quedas peor.

tinjanei dijo...

Lo tuyo si que ha sido un ejemplo de educación y talento Rafael. Hay que ver la cantidad de sociatas frustrados que andan sueltos por este mundo.

exofohere dijo...

Creo que deberías borrar a ese tío. Si no le gusta el blog, vale que lo diga, pero tampoco hay que actuar como un capullo

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. Bórra a ese gili

Adamantio dijo...

Veo que hoy tengo una gran carga de trabajo por aquí. Yendo por partes:

- Yo de tendencias anarquistas nada de nada. Soy especialista en usar el sistema en mi favor, por lo que ni mucho menos pretendería hacer que explotase.
- Creo que no corresponde al Estado dar lecciones de moralidad en las escuelas (ni la moral progre ni ninguna otra).
- La religión tampoco debería impartirse en las escuelas: como bien se ha dicho, si los padres quieren que sus hijos reciban una educación católica, que los manden a catequesis.
- Desgraciadamente una de las herencias de la Transición es el acuerdo de asuntos culturales con la Santa Sede, por lo que veo difícil librarse de esa asignatura. Deberíamos aplicar el criterio de USA: “Dios no tiene cabida dentro de las paredes de un colegio público”.
- No he dicho que todos los lectores nazi se conviertan en líderes nazis, sino que los líderes nazi, previamente fueron lectores nazis. El ejemplo gráfico pone de manifiesto que manejando la educación, determinas, o al menos influyes decisivamente en lo que se van a a convertir esos niños cuando sean adultos.
- El chiste del nacionalsocialismo es demasiado simplón para mi gusto. :P
- En la Cuba de Fidel, ya me habrían mandado a un “campo de reeducación”
- A los niños, la urbanidad se la deberían enseñar sus padres desde pequeños: un profesor debe enseñarles a hacer raíces cuadradas, no que es incorrecto eructarle a alguien en la cara (eso ya lo deberían saber).
- Cuando abrí el blog, y específicamente establecí una configuración en la que se permitía que “cualquiera” pudiera dejar su mensaje, sabía que me arriesgaba a recibir mensajes de esa ralea, y aún así lo acepté, porque pienso que cuando uno escribe un blog público, debe exponerse a las críticas. Y no, NO tengo intención de editar ese mensaje, ni mucho menos de borrarlo, porque en el fondo, más que atacar el blog, mis ideas, o a mí personalmente; lo que realmente hace es reforzar el espíritu del mismo: que se puedan expresar las ideas con el mayor grado de libertad.

Buen fin de semana a tod@s

Umeratakatesi dijo...

En el caso de que la pongan, se debe reconocer el derecho a la objeción de conciencia a la misma.

El Tribunal de Derechos Humanos de Europa ha reconocido también el derecho a objetar en casos muy parecidos a los que se pueden plantear desde España con Educación para la Ciudadanía. Una sentencia del 7 de diciembre de 1976, en la que unos padres daneses pedían que se les reconociera el derecho a dar una educación sexual propia a sus hijos, fuera de la escuela, reconocía que «se prohíbe al Estado perseguir una finalidad de adoctrinamiento que pueda ser considerada como no respetuosa de las convicciones religiosas y filosóficas de los padres. Aquí se encuentra el límite que no debe ser sobrepasado»".

epifania dijo...

Por cierto, por si quedaban dudas, y a pesar de negar que Ciudadanía tenga carga ideológica, Victorino Mayoral, diputado socialista y presidente de una Fundación encargada de formar profesores y editar libros de texto de la asignatura, dijo que «la materia debe contrarrestar los valores del neoliberalismo conservador».
Después de esto, ¿no hay adoctrinamiento?

Ideas Libérrimas - 2008 -