17 de abril de 2008

"Fisuras Internas en la OTAN"




Recientemente se ha celebrado una cumbre de la OTAN, que se hizo famosa en España por el aislamiento al que se vio relegado Zapatero, pero que fuera de esa patética anécdota, tuvo otras consecuencias: mostrar que la Organización Atlántica tienes unas cuantas fisuras creadas por la estrechez de miras de algunos de sus miembros.



El ex ministro danés de exteriores, Uffe Ellemann-Jensen, hace un excelente análisis al respecto:



“La cumbre de la OTAN celebrada en Bucarest lanzó dos señales peligrosas. La primera fue la de que Rusia ha restablecido en Europa una “esfera de intereses” en la que hay países a los que no les está permitido perseguir sus propios fines sin que Moscú los acepte. La otra fue la de que todos los Estados miembros de la OTAN tienen libertad para chantajear a sus socios a fin de que apoyen sus fines, propios de su estrechez de miras.



La primera señal se lanzó cuando se denegó a Ucrania y Georgia el “Plan de acción para la adhesión” (PAA) que deseaban. Varios pesos pesados europeos, encabezados por Alemania y Francia, se negaron, pese al apoyo decidido de esa idea por parte de los Estados Unidos.



La segunda señal se lanzó cuando Grecia logró vetar la adhesión de Macedonia, actitud que reflejó el irresuelto conflicto entre los dos países por el nombre de Macedonia (que, según insiste Grecia, debe ser Antigua República Yugoslava de Macedonia, cuya sigla en inglés –FYROM– es una de las más vergonzosas que afligen a la política internacional actual).



La disputa con Macedonia se remonta a comienzos del decenio de 1990, cuando Yugoslavia se desplomó y se dividió en Estados independientes. Grecia se opuso vehementemente a que su diminuto vecino septentrional, que sólo cuenta con dos millones de habitantes, usara el nombre de Macedonia y los símbolos de la época de Alejandro el Magno en su bandera y su escudo. En determinado momento Macedonia accedió a diseñar una nueva bandera y a eliminar los símbolos, además de a enmendar su Constitución para que quedara claro que no tenía reivindicaciones territoriales sobre Grecia, pero se negó rotundamente a vivir con uno de los nombres, propios de un trabalenguas, propuestos por su vecino de dimensiones mayores.



Conque así estamos: un veto griego a las aspiraciones nacionales de Macedonia hasta que haya elegido un nombre que no haga temblar a los griegos de miedo a una agresión procedente del Norte. Parece ridículo, pero hay otro aspecto, con frecuencia pasado por alto, en esa disputa: al actuar así, Grecia demuestra falta de confianza en sus socios de la OTAN. Si Macedonia formara parte de la OTAN, cualquier política aventurera que socavara la estabilidad regional sería parada en seco sin lugar a dudas. Si los griegos no son capaces de verlo, sus socios deben hacerles saber que su actitud obstruccionista tiene un precio.



El problema con Ucrania y Georgia es mucho más grave. En cierto modo, Rusia se ha comportado como Grecia al afirmar que una ampliación de la OTAN amenaza su seguridad. Eso es absurdo y Rusia lo sabe, pero el Kremlin ha descubierto que actuando como un niño consentido se obtienen resultados: el derecho a influir en la evolución de los acontecimientos en los países ex soviéticos. Dicho de otro modo, se está permitiendo a Rusia reafirmar su “esfera de influencia”, concepto que debería haber sido substituido por el de “toda Europa libre”, que toda la Unión Europea parecía haber hecho suyo cuando el comunismo se desplomó. Pero no: 1989 no fue el fin de la Historia. La Historia amenaza con regresar.



Los oponentes europeos de un PAA para Ucrania y Georgia sostienen que ninguno de esos dos países está preparado para su ingreso en la OTAN. Se dice que existen demasiados interrogantes sobre su unidad nacional, que arrastran demasiados conflictos internos y que sus ejecutorias en materia de reformas políticas y judiciales son supuestamente dudosas.



Pero el proceso del PAA no entraña un derecho automático a la adhesión a la OTAN. Al contrario, los PAA impondrían exigencias muy estrictas a Ucrania y Georgia. Esos dos países tendrían que responder a muchas preguntas difíciles y convencer a los demás de que pueden cumplir los requisitos democráticos de la OTAN antes de que se les permita el ingreso.



Así, pues, también redundaría en provecho de Rusia que comenzara ese proceso. Rusia tiene preocupaciones válidas respecto de las grandes minorías rusoparlantes existentes en los dos países y la mejor forma de abordarlas es en el marco del proceso de PAA, en los que el punto de referencia son las reglas, muy estrictas, de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa sobre el trato a las minorías. De hecho, el proceso de PAA garantizó la protección de las minorías rusas de Estonia, Letonia y Lituania, ex repúblicas soviéticas, todas ellas, que ahora son miembros de la OTAN.



El quid de la cuestión es la falta de voluntad política de Europa para forjar una posición unificada para con Rusia, lo que ha movido a Rusia a aplicar una clásica estrategia de “divide y vencerás” tentando a varios grandes países europeos a concertar acuerdos bilaterales –en particular en materia de cuestiones energéticas– que impiden una posición común de la UE.



Resulta lamentable –tanto para Rusia como para los europeos–, porque fortalece a quienes en Moscú quieren aplicar una política de orgullo nacional y no de intereses nacionales y reduce las posibilidades de creación de una verdadera política exterior y de seguridad común europea.



Pero resulta más lamentable para los países que una vez más van a quedar excluidos. La OTAN debe ser un faro de esperanza para los países que luchan por establecer la democracia y la libertad. La cumbre de Bucarest da a entender que se ha apagado dicho faro.”

18 comentarios:

Butzer dijo...

Yo creo que el problema de la OTAN también puede extrapolarse al de la UE: demasiados intereses personales que chocan constantemente.

Anónimo dijo...

No sé si me equivoco pero desdes qué se fundo la OTAN, sé le cortarón un poco las alas a la
prepotente Rusia.
Ahora la influencia de intereses
hace que se desvirtúe para lo que en realidad nació
Y Europa lleva dormida mucho tiempo,le falata políticos de alatura y no sean titeres sin
cabeza como (ZP )y su Alianza de civilizaciones

Un saludo

Rasputín

Lole dijo...

Mientras lo de Macedonia no vaya a mayores, se queda en mera anéctota. Aquí mi amiguete Copépodo ha hecho un buen retrato del asunto sin perder la vis cómica.
http://copepodo.wordpress.com/2008/04/03/%ce%97-%ce%9c%ce%b1%ce%ba%ce%b5%ce%b4%ce%bf%ce%bd%ce%af%ce%b1-%ce%b5%ce%af%ce%bd%ce%b1%ce%b9-%ce%b5%ce%bb%ce%bb%ce%b7%ce%bd%ce%b9%ce%ba%ce%ae-%ce%ba%ce%b1%ce%b9-%cf%8c%cf%80%ce%bf%ce%b9%ce%bf%cf%82/

Pero el asunto de Rusia es bastante más serio. Repito lo que comenté con la entrada de Adamantio respecto al Gazprom: Un nuevo episodio más de las relaciones entre los países que ofertan energía y los que sólo la consumen, en donde los primeros tienen cogidos por los huevos a los segundos.

Está claro que Rusia ha aprendido de sus experiencias en el pasado. Intentó imponerse al Capital usando la Dialéctica social y fracasó. Ahora recurre a las tácticas de sus "enemigos" para proteger sus intereses económicos nacionales: el Mercado. Tienen un bien escaso que media Europa codicia. Poca oferta, mucha demanda. El ofertante impone sus condiciones: esfera de influencias, vasallos, en fin, las "chorraditas" habituales. Lo que USA como imperio ha disfrutado durante décadas, ahora también Rusia lo quiere, y está en situación de salirse con la suya.

Ciertamente, lo del "Fin de la Historia" fue una parida que hizo las delicias de periodistas y pedantes. ¿Sus fundamentos? Ninguno. Probablemente los que ahondaron en esa idea no tengan ni zorra de Historia.

Eso de que la pertenencia a la OTAN implique respeto a ciertos valores democráticos, en general es cierto, pero hasta cierto punto. Pues Turquía todavía adolece de ciertos déficits (aunque a años luz de sus vecinos musulmanes), y no ha perdido el gustillo por la agresión militar a minorías. En sus comienzos, a los armenios. Ahora parece que la han tomado con los kurdos, con unos métodos muy poco propios de occidente. A este respecto, parece que la OTAN prefiere mirar para otro lado.

La preocupación de Rusia respecto a sus minorías rusoparlantes es un mero pretexto ante instancias internacionales y su propia población. Probablemente al Kremlin le importa un pie lo que les pase a esa gente. A Putin y sucesores lo que les importa son las pelas, las influencias, el control de la población y la expansión de sus intereses económicos, en suma, intereses geopolíticos.

En fin, lo dicho. Rusia vuelve a intentar hacerle sombra a USA, usando sus mismas armas.

Saludos

Andrés dijo...

Rusia se está rearmando desde que Putin llegó al poder. Además a estrechado lazos con Irán, Venezuela, China y varias ex-Repúblicas soviéticas; entre otros, a los que ha vendido armamentos y ha colaborado tecnológicamente con el envío de técnicos.

Y como respuesta a lo de Kosovo, mira como ya que han dicho al respecto de Ajbasia y Osetia del Sur.

Y todavía falta por saber que pasa con el suministro de energía, la ampliación de la OTAN y el escudo antimisiles...

Saludos.

Lole dijo...

Andrés. Lo de Kosovo ya se debatió. La OTAN no debió meter la nariz allí sin la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU. Al hacerlo así, sentamos un precedente que Rusia está aprovechando para hacer lo que le da la gana en su "patio trasero".

Eureka dijo...

Hay ocasiones en que parece que nunca saldremos de este cículo vicioso del realismo político en el que sólo cuentan los intereses nacionales.

Todo es pura hipocresía, intereses propios y mirar a otro lado cuando conviene.

Shasta dijo...

Cada uno mirará por sus intereses. Siempre sucede así. A ver cómo cambian de opinión cuando necesiten las tropas de la OTAN.

Eureka dijo...

Te he dejado un premio en mi blog, espero que te guste.

Anónimo dijo...

De este post ,no tengo ni idea pero si de la amistad.

Caballero y amigo virtual ¿le ocurre algo?Pue lleva varios dias
sin aparecer

Un saludo de

Rasputín

Regina dijo...

tienes un regalito en mi blog...

Besos

Compai panita dijo...

hace mucho que no posteas, ¿que tal va todo? espero que tú y los tuyos estén bien.
Un saludo,

Andrés dijo...

Un premio te espera en mi blog. Un saludo y hasta la próxima.

blumun dijo...

Y yo tambien te he dejado un premio, en blumuneando.
Saludos.

Anónimo dijo...

¿Donde está el caballero Adamantio?
¿Le pasa algo grave?Le tengo bastante afecto estoy preocupado

Jaime dijo...

hola
excelente blog
casi tan buenos algunso psot como leer Politica Exterior, The Times o Foreing Affairs.org
un gustaso haber dado por accidente con tu blog espero hacer visitas con más frecuencia y saber más de ti.
saludos.

Shasta dijo...

¡Vuelve!

Anónimo dijo...

Algún dia pareceras cuentas siempre con un amigo
supongo que estarás bien es lo que deseo

Un abrazo de Rsaputín

Martha Colmenares dijo...

Tienes un merecido reconocimiento en mi blog. “Premio Comprometido en Defensa de la Libertad y la Democracia”.
Un abrazo, Martha

Ideas Libérrimas - 2008 -