26 de septiembre de 2007

"Libertad Económica en España"



Los institutos Fraser (Canadá) y Cato (USA), dos think tank que anualmente hacen un estudio sobre el grado de libertad de una economía en función de una serie de parámetros, como pudieran ser el tamaño del Gobierno (que supone que coarta la libertad económica), el mercado laboral, libertad de comercio internacional, la regulación del sistema financiero, la ordenación del mundo de los negocios o las trabas a la disposición de dinero; han clasificado a España 16 puestos más abajo en el Índice de Libertad Económica.



España obtiene el puesto 44, cuando un año antes, y sin haberse cambiado la metodología, ocupaba el 28 de los 141 países analizados, y lo más curioso es que con el paso del tiempo España no sólo no ha mejorado en términos relativos, sino que ha empeorado, incluso, respecto al nivel que tenía en 1975, al final de la dictadura. Ese año, España ocupaba el puesto 29 de 72 naciones, mientras que en 1995 lograba el 28 de 123 países. Seguimos la “táctica del cangrejo”: siempre pasos hacia atrás.



El ránking está encabezado por Hong Kong, al que siguen Singapur y Nueva Zelanda. Tras ellos, Suiza, EEUU, Reino Unido, Canadá, Estonia, Irlanda y Australia, lo que refleja con toda claridad el poderío de los países anglosajones en esta clasificación de libertad económica.



Para encontrar al referente del modelo continental europeo (Alemania) hay que bajar al puesto número 18; y hasta el 52 para los casos de Italia y Francia (como se puede ver, los mastodónticos aparatos estatales por los que se caracterizan estos países son un gran lastre).



En el furgón de cola están Zimbabwe, Myanmar (Birmania) y República Democrática del Congo, precedidas a corta distancia de Venezuela, que ocupa el puesto 135 de los 141 posibles superando solo a 5 naciones africanas y una asiática. (era fácil de adivinar que Hugo Chávez y la libertad económica no casarían bien).



Las principales causas de la nefasta nota española son:



- El deterioro de la libertad de comercio internacional, cuya puntuación ha pasado de 7,9 puntos a 7,2, por los aranceles más elevados con terceros países.



- Peso del sector público en relación a la actividad económica, en la que España saca su peor puntuación histórica: 5,2 puntos.



- Mercado laboral, en la que se obtiene un 5 raspado.



- Costes de despido, tan sólo 0,4 puntos, (lastre tradicional de España en este tipo de clasificaciones).



Bueno, pues todo esto sin contar la “gloriosa actuación” del gobierno del ilustre Zp en la opa de EON, por lo que el año que viene, la defenestración va a ser total. Si ya se sabe que el intervencionismo estatal que impulsan desde la izquierda española solo nos conduce a bajar puestos en todos los rankings internacionales.



En lugar de fomentar la libertad económica, en España se subvenciona el estilo de vida de “vivir de papá Estado”. El problema es que la “salud del Estado” no va a poder aguantar esa filosofía eternamente, por lo que o la cambiamos, o se nos avecina un cataclismo.



PD: de nuevo este blog ha tenido el honor de ser galardonado con otro premio al Blog Solidario, esta vez de manos de Lobeznox, a quien se agradece profundamente el galardón, recordando que ya he cumplido con la obligación que el mismo impone, al otorgar mis PBS.

10 comentarios:

grande dijo...

¿Y? ¿Qué nota obtienen los primeros clasificados en su protección social? Tú me dirás.
Me quedo con las nanys y los puestos intermedios antes que con las galopantes bolsas de pobreza, endémicas (y entendidas como necesarias) de ciertos países que todos tenemos en mente.
Y si hablamos de liberalización, ya me contarás lo bien que nos ha ido, por ejemplo, con la telefonía... ¿no habría estado un neo-liberal de acuerdo con la idea de recaudar con el más rentable de los negocios de este siglo, lo que habría supuesto rebajas seguras en la presión fiscal? Se ve que no, que era mejor repartirse el pastel en privado. Ahora se tiende al oligopolio (duopolio, en más de un caso y monopolio encubierto en otros tantos) y ni siquiera eso os parece suficiente.

gutiforever dijo...

El intervencionismo existente en España,no tiene parangón en ningún pais de nuestro entorno.
Y es que liberalismo es lo contrario que contempla este Ejecutivo progre,rancio y casposo,que como tu bien dices,adamantio,quedó retratado en la opa de Eon.

blumun dijo...

Toda la razón gutiforever.
Este gobierno es lo más casposo de la Europa moderna. Dejemos aparte Rumanía ad lateres que se nos han pegado a la chepa.
OYE adamantio ¿ Cómo se pone la musiquita al blog ? . Queda divino.
Saludos.

El Cerrajero dijo...

Solo se que como no acabe pronto el virus canibal ZP, poco habrá sobre lo que filosofar.

Decentes dijo...

No me extrañan los datos.Este Gobierno no entiende de ningun tipo de libertad.Está ha sido la legislatura del intervencionismo mas atroz con los servicios de inteligencia detras de empresarios.Saludos

Lole dijo...

Resumiendo. Según dos entes neoliberales, y siguiendo criterios teóricamente objetivos España es relativamente menos neoliberal que en años precedentes. Que los países anglosajones son los más neoliberales en términos relativos.

Dada su ideología, entiendo su preocupación. Preocupación que no comparto con usted. Y no espero que la justifique pues tendría que extenderse hasta lo indecible para convencerme de que no tender hacia el neoliberalismo, es tender hacia el cataclismo. Porque yo análogamente le podría decir que tender hacia el neoliberalismo puede dar lugar a una revolución obrera, ya puestos a ponernos catastrofistas.
Ya puestos, lo mejor para el mundo podría ser que los países anglosajones fueran menos neoliberales, para reducir diferencias relativas con España.

En cuanto a lo del Affair EON, nada que objetar. La postura del gobierno es indefendible.

Butzer dijo...

No me extraña que cada vez vayamos peor. Creo que la palabra progresismo algunos la entienden muy a su manera. Es decir, yo progreso, los demás ¿para qué?
Saludos.

Adamantio dijo...

Canadá, Suiza o Nueva Zelanda tienen unos niveles de protección social mucho mejores que las españolas, y sin embargo, su libertad económica es mayor. Aunque para algunos esto sea incompatible, la realidad demuestra lo contrario (aunque al sector progre le suele costar eludir el fantasma del liberalismo feroz…).

Lole, ¿ ve a Suiza o a Canadá caminando hacia la explosión entre los pérfidos empresarios y el oprimido proletariado? :P

Un liberal no es partidario de que el Estado se meta a empresario, porque acaba generando ineficiencia, ya que se dirigen las empresas por criterios electoralistas en lugar de por el principio de eficiencia. Las compañías telefónicas privadas son mucho más eficientes que las publicas

El Estado debe fomentar la libre competencia, pues es lo que garantiza la gestión eficiente y la mejora para los consumidores. Ejemplo: con lo que hace años te gastabas en unas pocas llamadas interprovinciales, ahora tienes todas las llamadas de ámbito nacional, ADSL y televisión por IP. Esto es fruto de la competencia.

Lole dijo...

"Canadá, Suiza o Nueva Zelanda tienen unos niveles de protección social mucho mejores que las españolas, y sin embargo, su libertad económica es mayor."

Ya. ¿Pero lo primero está vinculado a lo segundo? Eso está por ver.

"Las compañías telefónicas privadas son mucho más eficientes que las publicas"

Menudo ejemplo ha usado usted. Y también muy eficientes para exprimir a los consumidores. Como me acuerdo ahora del sr. Villalonga, compañero de clase de cierto exgobernante.

"con lo que hace años te gastabas en unas pocas llamadas interprovinciales, ahora tienes todas las llamadas de ámbito nacional, ADSL y televisión por IP."

Falso. El gasto destinado a esos servicios por persona ha crecido considerablemente, inflación aparte.

Adamantio dijo...

LOle, mayor liberta económica implica mayor actividad de generación de riqueza, lo que a su vez supone mayores ingresos vía impuestos, y sin subir la presión fiscal (Ley de Lafer) para destinarlos a gasto social: ese es el modelo de esos países.

Compare el número de gestión de líneas por operador, y verá que una empresa pública es de poco más de 200, mientras que las privadas es de +460.

Y de paso, compruebe el coste de llamadas tarifadas “por pasos” existentes antes de a liberalización, y compárelas con los precios de las triple play que ofrece ahora el mercado.

Ideas Libérrimas - 2008 -