17 de noviembre de 2007

"Cesiones de Deuda, Acciones Preferentes, Bonos High Yield y Deuda Internacional"



Hoy complico un poco la cosa, con productos más “desconocidos para el gran público”:



“Cesiones de activos financieros de deuda con pacto de recompra.”


Mediante una cesión de deuda se transmite o se adquiere, temporalmente, un título de deuda con el compromiso de realizar la operación contraria en un momento posterior, es decir, es una cesión con compromiso de recompra. Es común que dicha cesión se lleve a cabo en períodos temporales preestablecidos no superiores al año, es decir, a un día, a una semana o a uno, tres, seis y doce meses, al término de los cuales el comprador de la cesión devuelve el activo o si se trata de un vendedor, vuelve a adquirirlo posteriormente.

En España, las cesiones temporales de deuda se presentan bajo dos modalidades:

  • En la operación temporal, doble o repo, el comprador o adquirente y el vendedor acuerdan la compraventa al contado de determinados valores, con un compromiso de deshacer la operación en una fecha determinada. El adquirente del título no tiene la propiedad del mismo.

  • En la operación simultánea se contrata a la vez una compraventa simple al contado y otra a plazo de signo contrario, ambas a precio fijo y relativas a la misma cantidad, clase y emisión de valores anotados. El adquirente temporal del título sí se convierte en propietario de los valores durante el período de cesión y puede disponer libremente de ellos.



“Participaciones o acciones preferentes.”


Las participaciones preferentes forman parte de los recursos propios del emisor, pero tienen características propias de los valores de renta fija, como son el derecho a percibir un dividendo fijo preferente y sin plazo de vencimiento, si bien, el emisor podrá acordar su amortización a partir del 5º año, los derechos políticos no existen o están muy limitados y no suelen gozar del derecho preferente de suscripción.

Desde el año 2003 pueden ser emitidas directamente en España, ya que hasta entonces se emitían de acuerdo con una legislación extranjera debido a que no estaban contempladas o reguladas en el derecho mercantil español, por lo que se utilizaba filiales en el extranjero (generalmente desde paraísos fiscales).



“Bonos de alto rendimiento” o “High Yield Bonds”.


Bajo esta denominación de bonos basura (“junk bonds”) o bonos de alta rentabilidad

(”high-yield bonds“) se engloba a un conjunto de activos de renta fija cuya particularidad radica en el hecho de que los emisores suelen ser de escasa calidad crediticia y poca solvencia (calificados normalmente con niveles por debajo del Baa3/BBB: de ahí la importancia de haber explicado en su día, las clasificaciones para deuda…), por lo cual reparten altos rendimientos.

El riesgo de estos títulos es alto ya que la probabilidad de impago es alta y, por consiguiente, se utilizan fundamentalmente con fines especulativos o cuando las empresas necesitan financiación a toda costa.



Los "activos financieros de deuda internacional".


Son activos negociados en los denominados “euromercados” y no son accesibles al pequeño inversor. Si se atiende al criterio temporal, se puede distinguir entre tres modalidades:

  • A corto plazo: las euronotas a corto y los europagarés.
  • A medio plazo: las euronotas a medio plazo.
  • A largo plazo: los eurobonos o euroobligaciones y los bonos extranjeros.



Las características más relevantes de estas “euro-emisiones” son, en general, las siguientes:

  • Los títulos se emiten al portador y están repartidos por todo el mundo.
  • El pago de intereses y la amortización de los títulos se hace directamente (sin agente) con el tenedor de la obligación en cada momento.
  • Ausencia de retenciones fiscales, elevada liquidez y facilidad para mantener el anonimato del inversor.
  • Pueden ser una fuente de financiación más barata que los créditos bancarios.



En breve, pasaré a LA BOLSA, que es infinitamente más entretenida que el mercado de deuda, pero ya que me puse a explicar el mismo, mejor dar una visión completa.

7 comentarios:

pepepotamo dijo...

Los High Yield son un suicidio. Yo perdí miles de euros. Ni deberías emncionarlos

lizz dijo...

Totalmente de acuerdo, los high tuiel son para morirse. No deberías recomendarlos a novatos.

ploion dijo...

Depende con los High Yield. Te puedes acabar forrando con éllos, pero son productos emocionantes.

Alexa dijo...

ploion, solo los verdaderamente expertos deben inverir en esos. El resto se arruinaría en menos que canta un gallo

Súmmum dijo...

Bueno, me ha pillado usted sin papel y lápiz ante semejante información.

El Cerrajero dijo...

# Adamantio, más que un blog esto parece un Master xD

Muy bien hecho, eso si.

Adamantio dijo...

Veramos: los High Yield son arriesgados, pero de lo que se trata es de que la gente sepa de lo que se está hablando si los ve mencionados.

Y sí, puede que este blog esté cogiendo un tono un poco didáctico, pero me es más fácil escribir post sobre economñía, que responder uno a uno a los emails consultando cosas específicas jeje

Además, lo que distingue a la gente de derechas de los progres, es su mayor conocimiento de temas económicos. :P

Ideas Libérrimas - 2008 -