27 de noviembre de 2007

"Dirty Sexy Money: Serie de TV que Ejemplifica la Corrupción del Dinero"





Sexy Dirty Money es una serie lanzada hace poco tiempo en USA, en la que se muestra el nivel de corrupción moral que una inmensa fortuna puede causar en una familia.



En élla se nos cuenta la historia de Nick George (Peter Krause), un abogado neoyorkino al que la oscura muerte de su progenitor Dutch en un accidente aéreo convierte en el asesor legal de la familia más rica de Nueva York, los Darling. Él acepta el puesto porque ello implica que se encargará de distribuir los fondos benéficos de esta familia, y porque sabe que estando cerca de éllos estará en condiciones de aclarar la muerte de su padre.



Con el transcurrir de la historia, podemos ver cómo se van definiendo las personalidades de los principales personajes. Así nos encontramos:



Trip Darling (Donald Sutherland) es descrito como “the empire builder”. Es el cabeza de familia, representante del tradicionalismo americano más puro, y con una concepción patriarcal de su clan. Aspira a igualarse a los Kennedy, y sueña con ver a su primogénito como futuro presidente de USA. Padre de 5 problemáticos hijos (aunque la paternidad de dos de éllos es cuestionada). Es extremadamente manipulador, y en su historia personal hay varios asesinatos en los que podría haber estado implicado.



Letitia Darling (Jill Clayburgh) conocida como “the sophisticated socialite” es la esposa del anterior, madre de 5 hijos, y destaca por haber mantenido una eternal aventura amorosa con el abogado de la familia Dutch George (padre de Nick). Se supone que uno de sus hijos es fruto de su infidelidad con éste.



Patrick Darling (William Baldwin), "the principled politician", hijo mayor del matrimonio Darling, destacado político que aspira a llegar al Senado. En teoría tiene una familia perfecta, pero en lo más profundo de su ser, solo disfruta los momentos que pasa con una transexual llamada Carmelita, lo que no es lo mejor para su carrera política. Tras confesarle su aventura a su mujer, ésta decide reunirse con su amante, y pactar el “régimen de visitas” para que ambas puedan compartirlo, pues su esposa no está dispuesta a renunciar a un Darling que pueda acabar convirtiéndola en primera dama.



Karen Darling (Natalie Zea) llamada "the professional divorcee" debido a sus 4 matrimonios, todos éllos fallidos (el último solamente duró 45 minutos, pidiendo la anulación a su reciente marido poco después de acabar la ceremonia de boda). En su juventud tuvo una historia amorosa con Nick, y en el fondo todavía sigue enamorada de él, lo que va a complicar mucho las relaciones entre élla y la esposa de Nick.



Brian Darling (Glenn Fitzgerald) "the Man of God", reverendo protestante, casado y con hijos, que tuvo una aventura con una de sus feligresas, fruto de la que nació un hijo. La madre de éste se lo deja para irse a Brasil, y él, en vez de afrontar la verdad, convence al infante para que finja que es un huérfano sueco. No obstante la mentira no dura mucho, y el niño dice toda la verdad, poniendo en peligro el matrimonio de su padre. Con el devenir del tiempo, la madre biológica del niño reaparece y la trama se complica con peleas por custodia.



Juliet Darling (Samaire Armstrong), hija menor de los Darling (junto con su hermano gemelo). Viene a ser una parodia de Paris Hilton, al mostrase como la típica rubia estúpida y superficial que vive una vida vacía, y solamente fundamentada en la fortuna familiar.



Jeremy Darling (Seth Gabel), hermano gemelo de la anterior, fiestero y despreocupado. Tras ver que las mujeres solo lo quieren por su dinero, decide sentar la cabeza, y coge un trabajo como aparcacoches, en el que conoce a una chica extranjera que no sabe quiénes son los Darling, y de la que se enamora.



Por último, el personaje no perteneciente a la familia, y que sin embargo juega un papel destacado es Simon Elder (Blair Underwood), un millonario de origen ruso, rival de Trip, y relacionado con Ducth, en cuya muerte Nick sospecha que puede estar involucrado. Su rivalidad con Trip deriva de que éste hizo deportar a sus padres a la Unión Soviética en los años 50, produciéndoles una muerte inmediata. Sin duda tienen un gran afán de venganza, y plantea una estrategia a “varias barajas”, pues se enfrenta directamente a Trip y conspira con el hijo mayor de éste y con el abogado de la familia.



Esta enumeración de rebuscados personajes protagoniza una interesante trama en la que el espectador puede disfrutar de un espectáculo en el que se puede ver cómo la abundancia de dinero puede corromper la moralidad y la vida diaria de la gente. Sin duda es un buen producto de entretenimiento de la ABC, que mantiene el interés del público, y aunque no pasará a la historia como una obra maestra, sí que merece ser tenida en consideración a la hora de seleccionar nuestros programas de televisión (junto con las otras series recomendadas en este blog: Damages y Back to You).




7 comentarios:

petreius dijo...

Yo ya la veo, y me encanta. La Karen Darling está buenísima.

Caballero ZP dijo...

No he tenido el placer de verla, parece buena, real como la vida misma. Saludos.

El Cerrajero dijo...

Ya verás como los del (des)gobierno ponen la serie de asignatura obligatoria en la EpC xD

julio andradas dijo...

Es uan magnífica serie,con un gran reparto.
Despues e "Los Sopranos",deHBO,es lo mejorcito que han pasado por tv.

Anónimo dijo...

Mi compañero de piso trabajó de extra en esa serie. No es coña, lo vi en la escena de la fiesta.

No entiendo como Adamantio no recomienda "El Ala Oeste de la Casa Blanca", la mejor serie que he visto nunca.

Abrazos.

Adamantio dijo...

Ciertamente es una crítica social muy divertida.

Adamantio dijo...

Me encanta The WestWing, pero no la recomiendo porque ya ha acabado (yo sigo el ritmo de emisiones de USA)

Ideas Libérrimas - 2008 -