2 de enero de 2008

"Inversión Ecológica - Medioambiental: Maderas Nobles"

Nada mejor que empezar el 2008 con un post sobre “inversión en medioambiente”, pues sin duda están en pleno apogeo las “inversiones ecológicas”. Se trata de la inversión en maderas nobles, mediante el cultivo específico de árboles.



Además de la inversión directa en estos elementos, en los últimos años han surgido algunas sociedades que ofrecen la inversión medioambiental o ecológica, concretamente, la inversión en la adquisición de plantones-árboles de maderas nobles para su venta en el futuro.



La actividad de estas sociedades consiste en adquirir terrenos de calidad, seleccionar lugares con adecuadas condiciones climatológicas y orográficas y plantar árboles genéticamente seleccionados para su crecimiento rápido y consiguiente creación de madera de alta calidad. Todo este proceso pretende colaborar con el respeto por la naturaleza y la conservación de los recursos naturales, más aun cuando actualmente existe escasez de estas maderas, causada por la tala indiscriminada, la desaparición de bosques naturales y, en algunos casos, la desertización de determinadas zonas.



El inversor adquirente del árbol podrá cederlo en cualquier momento a un tercero antes de la maduración de la inversión (que suele ser de 25 años) pero para ello habrá que buscar a un comprador, servicio que puede y suele proporcionar la propia sociedad.



Además, se permite la desinversión en determinados momentos, especificándose en el contrato las condiciones de recompra, a un precio fijado de antemano o proporcionando una rentabilidad mínima. También hay que tener en cuenta que, en principio, el inversor no obtiene rendimiento alguno de los frutos o subproductos derivados del árbol



Como se puede observar, es un producto específicamente destinado a inversores con una conciencia ecológica muy acentuada, pues aunque los árboles suelen estar asegurados, para cubrir las posibles incidencias, la rentabilidad real de este tipo de productos, puede llegar a ser cuestionable; o sobre todo, puede llegar a ser mucho más etérea que algunos productos más tradicionales.



Pero como es costumbre en este blog, lo importante es destacar una nueva posibilidad de inversión, para que después cada uno decida si le conviene o no.

6 comentarios:

likutre dijo...

Pues a mí me parecen una estafa, porque nadie te garntiza que la madera suba lo suficiente en 25 años como para que merezca la pena.

Caballero ZP dijo...

Muy buena información, yo que soy gallego había oído algo del tema por allí, Feliz Año.

J. F. Sebastian dijo...

Ecológica sí que resultaría la inversión, pero me parece muy a largo plazo, y desde luego muy rentable si tenemos otro 'boom' en la construcción aunque parece difícil. Hablando de inversiones, necesito tu consejo como verás en tu correo.

J. F. Sebastian dijo...

Ah, y gracias por tu último comentario. Me hace mucha gracia que seas tan 'cachondo mental' y serio a la vez.

Lole dijo...

Pero la mayoría de esas plantaciones no suelen ser tan ecológicas como se pinta.
¿Por qué? Porque se recurre al monocultivo. Un bosque realmente ecológico debe tener variedad de especies, y éstas deben ser propias del lugar.

El monocultivo en el que se suele incurrir propicia una merma en la variedad de especies animales y vegetales que acompañan dichas especies arbóreas.

Y es que las prácticas ecológicas y la empresariales pueden ser compatibles, pero no tan fácilmente como a veces parece. Desgraciadamente.

Adamantio dijo...

A título personal diré que prefiero las acciones bursátiles: son mucho más seguras que estas ecoinversiones... Pero era un producto financiero que había que explicar...

Ideas Libérrimas - 2008 -